La Hipófisis y sus funciones

hipo

La Hipófisis

La hipófisis o glándula pituitaria es una glándula endocrina que produce distintas hormonas, entre ellas la hormona del crecimiento. Está ubicada en la “silla turca”, justo debajo del cerebro, en la base del cráneo, desde donde conecta con el hipotálamo a través del tallo hipofisario.

Se le conoce también como “glándula maestra”, pues regula muchas de las actividades de otras glándulas endocrinas (tiroides, paratiroides, testículos, ovarios, suprarrenales) con el fin de lograr el funcionamiento correcto del organismo.

¿Porqué la Hipófisis es clave en la Acromegalia?

hipo

La acromegalia es una de las enfermedades consideradas raras, por su baja prevalencia: 40-70 casos por millón, lo que significa que en España puede haber unos 3.000 pacientes. Muchos de ellos no están diagnosticados, y por eso, desde la Asociación trabajamos para dar a conocer la enfermedad y aumentar la sospecha –y con ello el diagnóstico- de la misma.

En el 95% de los casos, la Acromegalia es debida a un adenoma (tumor benigno) que aparece precisamente en esta pequeña glándula.

Tiene el tamaño de un guisante: 8x12x 6 mm aproximadamente y pesa unos 500mg en el hombre adulto, y 600mg en la mujer.

 

 

Partes y funciones de la Hipófisis

La hipófisis tiene dos partes: lóbulo anterior o adenohipófisis y lóbulo posterior o neurohipófisis. Cada una fabrica unas hormonas distintas y tiene, por tanto, funciones diferentes.

87. Hipofisis

 

Lóbulo anterior o adenohipófisis

Fabrica las siguientes hormonas:

  • GH (somatotropina u hormona del crecimiento) : Su efecto más importante es promover el crecimiento de huesos y tejidos hasta la adolescencia, pero interviene también en otros procesos.
  • FSH (hormona folículo estimulante) Y LH (Hormona Luteizante) : regulan la función de las gónadas, es decir de los ovarios y los testículos.
  • ACTH (Corticotropina u hormona estimulante de la corteza suprarrenal): estimula la secreción de cortisol por las glándulas suprarrenales; participa en las reacciones de estrés.
  • PRL (Prolactina): Se encarga de la iniciación de la secreción mamaria durante la lactancia.
  • TSH (Tirotropina u hormona estimulante del tiroides): estimula la producción de hormonas por parte de la tiroides.

Lóbulo posterior o neurohipófisis

Fabrica las siguientes hormonas:

  • ADH (hormona antidiurética o vasopresina): retiene agua a nivel del riñón.
  • Oxitocina:  Estimula las contracciones del parto de las paredes uterinas y acelera, por lo tanto, el trabajo del parto, ya que la expulsión del feto se produce por el estrechamiento de la cavidad interior del útero por la contracción de las paredes uterinas.

glandulas

Todas ellas, en mayor o menor medida, son importantes para el funcionamiento de nuestro metabolismo. En las personas con acromegalia, bien sea por el efecto del adenoma, por las consecuencias del tratamiento (intervención quirúrgica que obligue al cirujano a extirpar alguna zona de la hipófisis o radioterapia para controlar la enfermedad), pueden estar afectadas una o varias de estas hormonas. Cada situación requerirá un tratamiento específico para compensar su déficit o su exceso.